• Daniel Sachi

Los distintos sabores de Six Sigma



En lo formal, Six Sigma (6S) es una metodología definida y normada para aumentar la satisfacción del cliente y la rentabilidad, al racionalizar las operaciones, mejorar la calidad y eliminar defectos en todos los procesos de toda la organización.


Desde un punto de vista estadístico, Six Sigma es una métrica que permite medir y describir un proceso, producto o servicio con una capacidad de proceso extremadamente alta (precisión del 99,9997%).


Six Sigma significa «seis desviaciones estándar de la media», lo cual se traduce matemáticamente en menos de 3,4 defectos por millón.


Claro que no siempre la implementación es tan abarcadora, y, de hecho, se la puede ver desde distintos ángulos y con diferentes aplicaciones u objetivos, dependiendo de quién y para qué la presente:


Una estrategia comercial

Una empresa puede comunicar a sus clientes que está trabajando bajo Six Sigma, lo que dará mayor seguridad a los mismos.


Seguramente habrá elaborado una estrategia para impulsar la reducción de costos y las mejoras de procesos en toda o parte de la organización y, con eso, aumentar los ingresos, pero puede estar aun a varios Sigmas del objetivo.


Una visión

Usada de esta manera, crea para la organización una proyección de lo que se espera alcanzar en el futuro, orientada a proporcionar un rumbo, y generando un ambiente positivo y sin defectos.


Un punto de referencia

La metodología Six Sigma ayuda a mejorar las métricas de los procesos, por lo tanto, una vez que han sido mejoradas y logran estabilidad; podemos usar la metodología nuevamente para otro ciclo de mejora del mismo proceso.


Un ejemplo de aplicación puntual: el tiempo de producción de una pieza se mejora de 20 minutos a 15 minutos usando metodología Six Sigma.

Una vez que el proceso se estabilice en 15 minutos, podríamos llevar a cabo otro proyecto Six Sigma para mejorar el tiempo de producción y llevarlo a 10 minutos, actuando entonces como punto de referencia.


Un objetivo

Utilizando la metodología, las organizaciones pueden mantener un objetivo estricto para sí mismas y trabajar para alcanzarlo durante el transcurso de un periodo determinado para uno o más procesos de la organización.


El uso correcto de la metodología a menudo lleva a estas organizaciones a alcanzar estos objetivos que pueden ser globales o para un proceso, servicio o producto definido.


Una medida estadística

Six Sigma es una metodología basada en datos, donde el análisis estadístico se utiliza para identificar las causas raíz de un problema y la metodología calcula el rendimiento del proceso utilizando su propia unidad, conocida como unidad Sigma.


Que algo en la organización cumpla con Six Sigma, no implica que la organización como un todo lo haga.


Una metodología sólida

Six Sigma es una de las pocas metodologías disponibles en el mercado hoy en día, sino la única, que está documentada para la resolución de problemas, y usada de la manera correcta, produce mejoras que brindan altos rendimientos y excelentes resultados.


Nota final

Como vemos, Six Sigma puede ser usada en toda o parte de la organización, para todos o algunos procesos, como definición calada en la organización o como pauta guía, como mensaje interno y/o externo.


Múltiples sabores de un solo gusto, que es la búsqueda de la perfección, así que cuando alguien te hable de estar aplicando Six Sigma, pídele más información.


#Metodología #procesosproductivos #reduccióndefallas #visión #marketingestratégico #estadísticaaplicada

Argentina     //  Tel: +54 11 4736 4367

Guatemala   //  Tel: +50 2 4014 2257

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

E-mail          //   info@riskout-intl.com

Miembro

fundador de

© 2020 por ROI AGILE INTERNATIONAL - Todos los derechos reservados.