• Daniel Sachi

La certeza de morir algún día


Creo que muchos de nosotros hemos pasado por esas épocas donde devorábamos libros tratando de acumular saberes.


En lo que respecta a mí, era un ávido lector de cualquier cosa que no fuera lectura tradicional, aunque también la recorrí.


Los antiguos mayas, historia de Egipto, paleontología, física cuántica, biología molecular, y religión eran parte del menú que consumía de la biblioteca de mi ciudad a razón de 3 o 4 libros por semana.


Uno de esos libros, extenso como casi ningún otro, fue la gran epopeya Mahabharata que es la más grande de las obras escritas en sánscrito y contiene todo el saber religioso de la India (por supuesto la leí traducida al español y bastante resumida según creo).


Esta obra fue escrita aproximadamente entre 6 y 8 siglos, comenzando al parecer en el siglo IV antes de Cristo y su nombre significa “La Gran Historia del Pueblo de la India”.


Recuerdo particularmente un párrafo de uno de los capítulos, donde Iaksha (un ser mitológico con poderes mágicos), le pregunta al rey Yudishthira: "¿Cuál es la mayor maravilla del mundo?"


Y éste responde: "La mayor maravilla es que, aunque las personas ven que los seres vivos mueren todos los días, todavía tratan de vivir para siempre".


Esta frase me pegó con fuerza por su verdad absoluta: todos moriremos algún día, no somos invencibles, pero todos o casi todos, actuamos como si lo fuéramos.

Acumulamos cosas para más adelante y postergamos sueños y proyectos para algún día cuando tengamos tiempo,


¿Qué pasaría si de repente todos supiéramos el día que estamos destinados a morir?


Según me parece, habría reacciones diversas y para todos los gustos.


Algunos creo que tratarían de enmendar sus malos comportamientos o fallas del pasado con los demás, en el tiempo que les queda para tener un mejor juicio ante su Dios.


Otros quizás tratarían de gozar al máximo esos días y posiblemente hasta dejarían atrás sus consideraciones morales o éticas.


Algunos solo vivirían cada momento disfrutándolo, mientras que otros se pondrían a trabajar para dejarle todo ordenado a los que quedan.


Algunos quizás se volverían más religiosos y rezarían por su vida después de la vida, mientras que otros se desesperarían por pensar en sus últimos momentos antes de la nada.


Lo cierto es que, para ninguno, las cosas seguirían como si no hubiera pasado nada.


Creo que conocer el plazo final, la fecha en la que uno dejará de existir, al menos en esta vida, cambiaría diametralmente nuestra forma de ver las cosas y nuestro comportamiento.


No sé si para bien o para mal, porque las formas de reacción podrían ser muy distintas e incluso opuestas, pero la pregunta que me surgió entonces, y que todavía no puedo responder, fue…

¿Cómo reaccionaría yo?


¿Y tu?


#cambiodevisión #trascendencia

Argentina TE: 54-11-4736-4367

Guatemala TE 50-2-4014-2257

© 2017 por DRS - Todos los derechos reservados

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon