• Daniel Sachi

El feedback al equipo como motor de éxito


Una de las mejores formas de mejorar el rendimiento de las personas de tu equipo es proporcionarles información sobre su rendimiento individual, así como sobre el rendimiento general del equipo.


No todas las personas tienen la capacidad de autoevaluarse objetivamente y saber cómo están funcionando, por lo cual, es imprescindible que se le dé un resumen objetivo y oportuno de su actuación.


Por lo general, las personas a cargo creen estar preparadas para darle su opinión a su gente, pero, desafortunadamente, esta información a menudo se transmite de una manera que causa resentimiento y animosidad, y muchas de esas veces, es efectuada a destiempo.


Para que la retroalimentación sea positiva e inspiradora, debe entregarse adecuadamente, prestando toda la atención a cómo el receptor la percibirá y procesará.


Mucho hay de manejo de la comunicación efectiva donde se pone el énfasis en el entendimiento profundo del receptor para elaborar el mensaje desde las formas, pero también hay principios como los planteados en el modelo GROW.


El modelo (o proceso) GROW es un método simple para establecer metas y resolver problemas, que fue desarrollado en el Reino Unido y se ha utilizado en el coaching corporativo desde finales de los años ochenta.


El poder del modelo es que conduce a un resultado final claramente definido a través de cuatro fases.


La palabra GROW es en realidad un acrónimo de Goal-Reality-Options-Will, lo que en castellano podría traducirse como Meta, Realidad, Opciones (u Obstáculos) y Voluntad.


El modelo podría compararse, por ejemplo, con lo que se necesita para planificar un viaje.


Se comienza por el mapa, es decir, a dónde se va (Objetivo) y de dónde partimos (Realidad).


Luego se trazan las diferentes rutas y modos de transporte (Opciones) con sus diversas trabas (Obstáculos).


Por último, se elige la opción que más convenga según los recursos disponibles y la motivación existente (Voluntad).


En este proceso, cada persona que tengamos a cargo debe ser parte activa en la identificación de problemas, la generación de ideas y en dar soluciones con mucho compromiso personal, por lo que, cualquier cosa que se produzca en cada reunión de trabajo, tiene muchas posibilidades de mantenerse.


Seguir el modelo significa aprender a través de la experiencia, utilizando la reflexión, mejorando la toma de decisiones y logrando que esas decisiones se transformen en hechos.


Por supuesto, el éxito del trabajo con GROW también depende del tiempo y la energía que el líder invierta en el proceso con cada persona de su equipo.


Y si bien, la posición de líder-coach es bastante difícil porque la lectura que puede hacer nuestro personal sobre una sugerencia nuestra no está exenta de ser considerada como una orden, es la forma más adecuada de dar retroalimentación obteniendo compromiso.


Los 4 pasos nos aseguran que, tanto el evaluador como el evaluado saben a ciencia cierta, que es lo que se evalúa, por qué se evalúa y qué cosas se esperaban para conseguir el objetivo buscado.


Si estás liderando y quieres tener un mejor relacionamiento con tu gente, una buena retroalimentación sobre la performance de cada uno, un buen clima laboral y, sobre todo, objetivos cumplidos, el modelo GROW puede ayudarte mucho.


#feedback #modelogrow #comunicaciónefectiva #motivación #liderazgo #tomadedecisiones #compromiso #equiposdeexcelencia

Argentina TE: 54-11-4736-4367

Guatemala TE 50-2-4014-2257

© 2017 por DRS - Todos los derechos reservados

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon