• Daniel Sachi

El compromiso de evaluar líderes



Se hace camino al andar, pero… ¿se hace uno líder al liderar?

En realidad, un buen líder va aprendiendo en su camino, pero trae ciertas condiciones consigo desde el inicio.

En la evaluación de líderes o futuros líderes, justamente tomamos estas competencias innatas como punto de partida para la selección o asignación.

Para esta evaluación trabajamos con una serie de preguntas que van trazando el perfil deseado.

Aquí van algunas:

  1. ¿Le confiaría mi futuro en la empresa?

  2. ¿Comenzaría un negocio con esta persona?

  3. ¿Se pone al frente de los desafíos?

  4. ¿Demuestra con el ejemplo y pide sólo lo que él mismo está dispuesto a hacer?

  5. ¿Es abierto a las críticas? ¿Cómo responde a un feedback negativo?

  6. ¿Aprende de sus errores y corrige sus acciones?

  7. ¿Cómo ve el vaso, medio lleno o medio vacío?

  8. ¿Conduce o manda?

  9. ¿Es apasionado por lo que hace?

  10. ¿Tiene inteligencia emocional?

  11. ¿Contagia energía?

  12. ¿Tiene escucha activa?

  13. ¿Es empático?

  14. ¿Delega efectivamente?

  15. ¿Mantiene la calma en la tormenta?

  16. ¿Une al equipo?

  17. ¿Se hace responsable por el trabajo de su gente?

  18. ¿Busca soluciones en lugar de culpables?

  19. ¿Sabe reconocer el esfuerzo?

  20. ¿Maneja la motivación ajustada a las personas?

  21. ¿Comunica claramente?

  22. ¿No se adjudica el logro de su equipo, sino que lo expone para darle el crédito?

  23. ¿Halaga en público y critica en privado a su gente?

  24. ¿Establece buenas relaciones con su equipo y con el entorno?

  25. ¿Habla de desafíos en lugar de problemas?

  26. ¿Tiene visión helicóptero? (separarse de lo específico y tener una visión general)

  27. ¿Respeta las disidencias?

  28. ¿Da participación en la toma de decisiones?

  29. ¿Deja fluir la información o la acapara?

  30. ¿Hace la diferencia?

Parecen muchas, pero, para los que tomamos en serio la tarea, siempre nos parece que no alcanza para definir que alguien va a hacerse responsable de otros y de su trabajo.

¿Se puede capacitar en estas competencias?

Bien.

Decir que no sería como hablar de la capacidad de otros de aprender y eso no es bueno, pero decir que si sería como mentir un poco y dar falsas esperanzas.

El tema es que no es aprender fórmulas o técnicas, es cambiar el ser, y eso no se logra solo con horas de entrenamiento, ni con buenos profesores, se necesita tener las condiciones que permitan aflorar estas competencias, y eso generalmente viene con uno.

¿Tomar cursos de estas competencias es inútil entonces?

Nunca es inútil el conocimiento, y más aún, es importante que se trabaje sobre estos temas, porque si es una competencia dormida, aparecerá y si no existe, nos dará la pauta de por qué no estamos en condición de ser líderes o nos dará la conciencia necesaria para que, si jugamos en ese rol, no cometamos errores serios por no tener las condiciones necesarias para el puesto y estemos siempre atentos a estos puntos.

Y si ya eres un líder designado…

¿Cómo te fue haciéndote estas preguntas?

#liderazgo #competencias #feedback #inteligenciaemocional #escuchaactiva #delegaciónefectiva #motivación #visiónhelicóptero

Argentina TE: 54-11-4736-4367

Guatemala TE 50-2-4014-2257

© 2017 por DRS - Todos los derechos reservados

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon