• Daniel Sachi

La inducción como medio de salvar vidas (o hacerlas más llevaderas)



En los entornos industriales, es más que necesario tener conocimiento de lo que se puede hacer y de lo que no, porque generalmente, lo que no se puede es porque conlleva riesgo de vida.

Hay carteles indicándolo por todos lados y es lo primero que les enseñan a las personas cuando comienzan a trabajar, reforzándolo con charlas de seguridad.

Esta inducción, es el principio del cuidado de la persona en la organización, además de favorecer el cuidado de los activos de la empresa y evitar accidentes.

Habiendo recorrido muchas empresas, casi podría asegurar que el 99% de las que tienen entornos industriales hacen esto sin falta.

¿Pero qué pasa fuera de estos entornos o con las que no los tienen? ¿Son igual de cuidadosas?

Allí les podría decir que más de la mitad (siendo conservador), no tienen los mismos cuidados.

La inducción es un proceso por el cual el empleado va a conocer en detalle, dónde ha comenzado a trabajar.

Además de alertarlo sobre los peligros si los hubiera en su área de trabajo, se le debiera contar quién es quién en el organigrama, como funcionan los circuitos formales para pedir o conseguir cosas, qué formularios debe usar para cualquier solicitud y cómo llenarlo, a quién debe dirigirse ante determinados problemas, y cómo es la cultura de la organización. Todo esto de mínima.

Cuando esto no está bien hecho, pasan muchas cosas desagradables o al menos, que no aportan a la eficiencia organizacional.

  • Gente que se comporta inadecuadamente con otra gente que está muy arriba en el escalafón

  • Pedido de favores a personas y vulneración de los circuitos por desconocimiento

  • Largas esperas y vueltas para conseguir desde un permiso hasta material por no saber qué formulario hay que presentar ni a quien, lo que genera bastante molestia en la persona que cree haber hecho lo necesario

  • Quejas presentadas a personas que no pueden resolver el problema pero que usan el mismo para generar discordia, hacer corrillos de pasillo o llevar agua para su molino

  • Expresiones, gestos, comportamientos reñidos con la cultura de la organización que dejan a la persona desubicada y mal vista

  • Otros

Los procesos de inducción son uno de los principales deberes de las áreas de recursos humanos y en ellos se debe trabajar teniendo foco en algunos puntos:

  • Historia de la organización (por qué somos lo que somos, cómo es nuestra cultura y cómo llegamos hasta aquí)

  • Misión, visión y valores en ejemplos claros

  • Organigrama con la definición de quién y para qué está definido el puesto (preferentemente con fotos para que la persona pueda identificarlos)

  • Definición clara de su rol, su ubicación en el organigrama, los procesos relacionados con el mismo, y los procedimientos a seguir para su trabajo diario

  • Definición clara de los circuitos para las excepciones

  • Entrevistas con las personas que trabajaran con el y con las cabezas de distintas áreas en la organización

Y todo esto en lo posible antes de exponerlo al trajín diario en su puesto.

Parece mucho, y lo es, pero es parte del trabajo que el área de recursos humanos debe hacer para cuidar el capital más preciado de las organizaciones: su gente.

#entornosindustriales #circuitosformales #eficienciaorganizacional

Argentina TE: 54-11-4736-4367

Guatemala TE 50-2-4014-2257

© 2017 por DRS - Todos los derechos reservados

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon