• Daniel Sachi

Aprovechar las crisis para adquirir talentos en lugar de perderlos



El libro "Good to Great" de James C. Collins, habla bastante sobre el uso de las recesiones como una oportunidad para ADQUIRIR talento, en lugar de lanzarlo.

Los buenos empleados están siempre buscando oportunidades de mejorar, y en algunos casos, esa mejora no solo es dinero, también buscan crecer profesionalmente y una forma de hacerlo es mediante la capacitación.

Hay que tener en cuenta que las estrellas más talentosas de nuestra fuerza laboral conocen su valor y no están amenazadas por la idea de pasar a otras oportunidades.

Claro que, cuando las empresas piensan en esto, lo primero que les viene a la mente es “¡Voy a gastar en algo cuando estoy en medio de una crisis!”.

Y sí, lo harán, pero también es cierto que, si esos talentos se van, tendrán que capacitar a otros para que cubran las tareas que estos dejan, con lo cual, también será necesario incurrir en un gasto.

Por supuesto que hay matices…

A veces los despidos son una buena excusa para expulsar peso muerto, pero de haberlo, cualquier empresa debiera haber trabajado sobre esto antes, tratando de eliminarlo, y en lo posible, no a través del despido sino a través de la creación de talento o de encontrar la ubicación óptima para ellos en su relación costo beneficio.

Nadie más agradecido que alguien a quien se le da la oportunidad de crecer en una organización y se lo prepara profesionalmente.

La conclusión a la que arribamos después de muchos años de caminar empresas y de pasar crisis es que la mayoría de las organizaciones no entienden este paradigma, o el esfuerzo en la reducción de costos no les permite verlo. Empuñan un hacha cuando un escalpelo sería lo correcto.

Esto hace que la moral de todos los empleados, incluidos los de mejor desempeño, caiga por el desagüe y cuando esto sucede, los altos mandos se rasgan las vestiduras diciendo que su personal no los acompaña en las situaciones difíciles.

El problema que hemos visto con algunas compañías que han sido castigadas por las recesiones económicas, es que prácticamente NO les queda dinero y el refrán "tienes que gastar dinero para ganar dinero" suena bastante vacío cuando NO hay dinero.

Mientras que los “gerentes” reducen la fuerza laboral para lograr los objetivos de costos y ganancias, o incluso los de supervivencia, los verdaderos líderes piensan cómo hacer para soportar la crisis sin quedar desarmados para cuando ésta pase.

Creo que la gran solución es enganchar, comprometer, hacer que el mismo personal participe de las difíciles decisiones que deben ser tomadas en las crisis y que se llegue a soluciones conjuntas, compartidas y con conocimiento de sus razones e impactos.

Por suerte, como una luz al final del túnel, muchas administraciones ahora están mirando el panorama general al tomar decisiones difíciles, y les piden a los empleados oportunidades para ayudar con los costos.

He sido testigo de algunas buenas decisiones basadas en la capacidad de sacrificio de todos, en lugar de la reducción de recursos.

Como resumen, no hay recetas únicas, pero no olvidemos que, en lugar de expulsar personal, hay que reforzar el trabajo conjunto y, de ser posible, hay que salir a buscar talentos en las crisis porque, en esos momentos, la temporada de caza está abierta…

#adquirirtalento #crecerprofesionalmente #fuerzalaboral #creacióndetalento #reduccióndecostos #Crisis

Argentina TE: 54-11-4736-4367

Guatemala TE 50-2-4014-2257

© 2017 por DRS - Todos los derechos reservados

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon