• Daniel Sachi

En una tormenta, la tripulación no debe pensar en ahogarse



Los lugares de trabajo usualmente pueden ser estresantes por sí solos, pero cuando se añaden las presiones externas a la ecuación, como cuando las recesiones o crisis golpean, la combinación puede ser explosiva.

El problema que esto trae es que, cuando los empleados andan con el ánimo bajo, el compromiso sigue el mismo camino.

Este panorama sombrío abre la puerta para la depresión, la ansiedad y el miedo por la seguridad laboral.

Esto a su vez trae aparejado una baja en la productividad, crece el ausentismo, la apatía se hace presente en todos los estamentos, la calidad se resiente tanto en productos como en servicios y atención, la facturación se complica por las quejas de los clientes y se produce una reducción de ingresos y/o de las ganancias.

El problema principal es que la performance disminuye considerablemente cuando la gente vive su día a día con miedo durante un lapso prolongado, y siente que no hay una verdadera seguridad en el empleo para ellos, independientemente de lo bien que realicen su tarea.

Es trabajo del líder cambiar esto, y prevenir males mayores, por lo cual, no puede quedarse quieto.

Hay muchas cosas que puede hacer, pero aquí van algunos métodos sencillos para mantener a los empleados motivados y apaciguar sus temores durante los periodos de incertidumbre y crisis:

Trabajar para establecer el clima y bajar el nivel de ansiedad en la organización

En estos casos no se puede dejar algo tan crítico librado al devenir de las cosas.

El buen clima se puede crear a partir de ser totalmente frontal acerca de los retos que se tienen por delante, pero con una visión optimista sobre las oportunidades que estos retos traen.

Hiper-comunicar!

Tanto las buenas como las malas noticias, buscando para estas últimas en forma previa, la manera de reducir el impacto en la empresa u organización

Enrolar al personal en la gran tarea de arreglar lo que no funciona

Estén donde estén en el escalafón y tengan las responsabilidades que tengan.

Hacerlos sentir parte importante de las mejoras y compartir los objetivos permitiendo las propuestas, puede motivar mucho a los empleados, además de tener una fuente de información omnipresente que permitirá averiguar cómo y dónde el negocio o los procesos tienen que cambiar.

Incluir a todos en la tarea de disminuir costos

Hacerlos participar, trabajar en grupo en estos temas, hacerlos buscar nuevas alternativas de hacer más eficiente la empresa, para capear el temporal.

Permutar la queja, la pesadumbre y el desánimo por el trabajo que realmente importa

Asegurarse que el personal esté en sintonía con las oportunidades de crecimiento en lugar de estarlo con las amenazas reales o imaginarias del afuera.

Reconocer y recompensar a los empleados que se lo merecen por su esfuerzo y compromiso

En estos lapsos oscuros hay que reconocer los logros, aún los menores, incluso si los recursos para premiarlos son escasos.

Es lo único que puede hacerse?

Seguramente no!

Habrá muchas otras cosas a implementar, y dependerá mucho del tipo de organización, pero éstas generarán sin dudas, el convencimiento en el personal de estar en el mismo barco, de tener el mismo rumbo y de ser una pieza importante para llegar a buen puerto, contando además con ellos siempre para achicar en caso de que el agua comience a entrar…

#liderazgo #Crisis #compromiso #productividad #calidad #performance #Motivación #organización #climalaboral #hipercomunicar #costos #oportunidad #personal #capitalhumano

Argentina     //  Tel: +54 11 4736 4367

Guatemala   //  Tel: +50 2 4014 2257

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

E-mail          //   info@riskout-intl.com

Miembro

fundador de

© 2020 por ROI AGILE INTERNATIONAL - Todos los derechos reservados.