• Daniel Sachi

El peligroso encantamiento del desorden (Teoría de las ventanas rotas)



En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Phillip Zimbardo realizó un experimento de psicología social.

Dejó dos autos idénticos abandonados en la calle.

Uno lo dejó en una zona pobre y conflictiva y el otro en una zona rica y tranquila.

El auto abandonado en la zona pobre comenzó a ser vandalizado en pocas horas. En cambio, el auto abandonado en la zona rica se mantuvo intacto.

En una semana, un auto estaba deshecho y el otro impecable. Entonces, los investigadores rompieron un vidrio del automóvil de la zona rica.

El resultado fue que se desató el mismo proceso, y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre.

Luego de este experimento se hicieron otros, y todos con los mismos resultados.

Encontraron que el desorden o el descuido llevan a conductas que van rompiendo los códigos de convivencia y se ingresa en una espiral de descontrol que va de menor a mayor en plazos muy cortos.

¿Podemos decir lo mismo de las conductas dentro de las organizaciones?

¡Totalmente!

La falta de ética, los actos de soborno, los negocios turbios (aún los más pequeños), las malas artes, son infecciones que se propagan rápido a todas las actividades en la empresa, pero también lo hacen el desorden y descuido en los lugares de trabajo.

La sensación de que no importa, que no le preocupa a nadie, que no hay reglas, que nadie se ocupa de componer, va llevando a que la gente copie estos comportamientos y el desorden tome el mando.

Y lo peor en este tema que parece menor, pero que no lo es, es que va ocurriendo paulatina y sigilosamente, con pequeños agregados a la desorganización que ocurren casi sin darnos cuenta, pero que son acumulativos, y que cuando la bola comenzó a rodar, difícil es pararla.

Ahora, quizás nos dimos cuenta y paramos la pelota, pero… ¿cómo seguimos?

Bien, la respuesta no es sencilla y depende de hasta donde haya calado esta situación.

En algunos casos y trabajando fuertemente en los distintos vectores que intervienen, en lo particular, me ha llevado cerca de un año en alguna empresa cliente.

Duro, poco grato y nada fácil.

Y lo peor, aprendido por la experiencia (uno de los errores debiera aprender siempre) es que no sirve la gradualidad, esto es barajar y dar de nuevo, corte inmediato y a pelearla.

Algunos tips para el orden físico:

  • Esto no es de arriba para abajo, o de abajo hacia arriba, hay que actuar en los dos sentidos a la vez y en forma transversal

  • Comunique la decisión de cortar con determinados malos hábitos a todo el personal en conjunto

  • Proponga un fin de semana para poner en orden las instalaciones, con participación voluntaria del personal (siendo que el orden del lugar de la persona que no asista se hará al buen saber y entender de la persona que lo haga y tirando todo lo que le parezca que no sirva)

  • Haga una ceremonia para deshacerse de todo lo sobrante en donde participe la gente de la empresa (dar para reciclar los papeles en desuso, donar las máquinas que ya no se utilizan y juntan polvo, regalar los muebles viejos que aún son útiles a alguna asociación u organización, etc.)

  • Sea imaginativo y cree premios periódicos al sector más ordenado, y haga públicos a los ganadores (esto genera una buena competencia interna)

Para los temas de transparencia y negocios, los problemas son un poco más difíciles de encaminar porque en general, hay clientes y proveedores en el juego, por lo que muchas cosas salen de las fronteras de la empresa, pero la fijación de reglas con la consigna “De aquí en más”, y el consecuente control del acatamiento de las mismas, son el camino correcto.

Para ir cerrando, hay que pensar que la mayor dificultad viene por no ver el problema.

El hecho de estar inmersos en el mismo y haberse hecho costumbre lidiar con él en el día a día, hacen que resolverlo, requiera de una abstracción de la operación.

Por eso, lo más útil es repensar el asunto como una hoja en blanco tratando de contestar una pregunta que lo engloba casi todo, pero ya habiendo tomado consciencia de lo mal que estamos:

¿Si tuviera que empezar de cero, cómo haría las cosas?

Suerte con la tarea!

#desorden #conducta #código #convivencia #descontrol #organización #ética #negocio #actividad #reglas #comunicación #Participación #ceremonia #competencia #transparencia #control #operación

Argentina TE: 54-11-4736-4367

Guatemala TE 50-2-4014-2257

© 2017 por DRS - Todos los derechos reservados

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon