• Daniel Sachi

El discreto encanto de desaprender



El otro día, intentaba hacer una copia de resguardo (backup) de mi notebook, en un disco externo, y el programa que lo hacía me avisó que no tenía más espacio en el disco donde debía hacer la copia.

Esto me llevó a ver qué podía eliminar y encontré de todo, por suerte para mí, ya que había cómo hacer espacio.

Entre viejas presentaciones de única vez, seminarios guardados en varios formatos, viejas películas de apoyo a cursos repetidas en alguna carpeta y otros, había mucho espacio desperdiciado. Prácticas comunes de quienes trabajamos en esto.

Por supuesto, todo había sido útil en algún momento, pero ya no tenía sentido guardarlo y realmente me trababa en una tarea tan importante como tener una copia de todo mi trabajo, siendo que viajo con mi notebook de un lado a otro, y existen muchas posibilidades de tener un accidente y perder años de esfuerzo o actualizaciones importantes.

Mientras borraba cosas se me vino a la mente que a nosotros, con nuestros conocimientos y experiencia, nos puede estar pasando lo mismo o algo similar.

¿Cuánto de lo que sabemos o logramos como experiencia bloquea la adquisición de nuevas cosas?

¿Cuantas de nuestras “rutas cerebrales” (rutas de impulsos que quedan marcadas en el cerebro por actividades repetitivas, automatizando respuestas) nos quitan frescura y creatividad, además de funcionar como guardianes que impiden el ingreso de nuevos conocimientos?

De hecho son muchas y en general es como nuestro cerebro se organiza. Más de 15 años de visitar periódicamente al neurólogo por un familiar, decenas de mapeos cerebrales explicados, mediciones de ángulos y potencial eléctrico de las señales, y revisión del desarrollo natural y forzado por medicamentos, me han dejado algo de información.

Lo cierto es que para aprender, en muchos casos hay que desaprender, es decir, romper la ruta creada y crear una nueva, y dado que este es un proceso inconsciente, tiene una dificultad mayor.

En la práctica, muchas de nuestras conclusiones, decisiones e ideas, provienen de circuitos pre-armados de información existente, que ocupan espacio en nuestro cerebro y que funcionan en automático.

No podemos borrar experiencias, recuerdos y conocimientos como yo borré viejos archivos, pero si podemos ejercitar nuestro cerebro para que las rutas no sean tan marcadas y los procesos de respuesta sean un poco menos automáticos.

Una forma de hacerlo, que ciertamente funciona, es obligarnos a des-automatizar nuestro comportamiento y podemos comenzar con esas cosas más mecánicas como cepillarnos los dientes, escribir, seguir cualquier actividad rutinaria como autómatas, etc.

Algunas actividades con las que podremos comenzar a tener una mente más abierta a nuevas ideas, más facilidad para cambiar nuestro modus operandi, más creatividad en nuestras ideas, y más permisos para que nuevos conocimientos tomen posesión del lugar de los viejos:

  • Usar la mano no habitual para ciertas tareas (involucra una cantidad importante de movimientos automatizados)

  • Cambiar el camino que seguimos todos los días para ir de un lado a otro (Comprende una serie de decisiones rápidas a ser tomadas)

  • Mover el orden en el que hacemos las tareas de todos los días o cambiar detalles de las mismas (rompe esquemas de repetición)

  • Modificar nuestra forma de responder saludos o relacionarnos con otras personas (bloquea la respuesta a automática)

  • Otras a discreción

Nada de esto es fácil porque nos saca de la zona de confort, pero ciertamente, los beneficios que obtendremos serán, por mucho, increíblemente mayores y comenzaremos a “hacer espacio” para todo lo nuevo que nos trae la vida.

#desaprender #aprender #aprendizaje #conocimiento #experiencia #rutascerebrales #creatividad #decisiones #conclusiones #cerebro #automático #procesos #zonadeconfort

Argentina     //  Tel: +54 11 4736 4367

Guatemala   //  Tel: +50 2 4014 2257

  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

E-mail          //   info@riskout-intl.com

Miembro

fundador de

© 2020 por ROI AGILE INTERNATIONAL - Todos los derechos reservados.